Foto amaia fernandez lee


Foto amaia fernandez lee

No se piensen que esto es el discurso de la reina.

Bueno, de la reina de esta casa, sí.

Porque aquí se hace lo que yo digo y punto.

Este es un programa de humor,

donde seis cómicos se enfrentan cada semana...

¿Perdón?

A una serie de pruebas ingeniosas.

Truenos. -Sí.

Divertidas.

Geniales.

¿Yo sueco? Tú, yo.

"Tú" es "yo" en tu idioma. Yo soy tú.

Espectaculares.

Y sorprendentes.

Anabel, dame seis puntos.

Para ello, cuento con mi ayudante particular,

Corbacho.

Guía y acompaña a mis mandados en la realización de las pruebas.

Te quedan 03:49. Vamos, ánimo, compañero.

Que les llevarán a conseguir el gran premio de "Dicho y hecho".

Como jefa que soy, me voy a poner a maquinar

las pruebas que puntuará un jurado muy imparcial.

Yo.

(Música)

(Aplausos)

Bienvenidos a "Dicho y hecho", segundo programa bajo mi mandato,

bajo mi techo, bajo mis deseos,

bajo mi dominio, bajo mi atenta mirada.

(Aplausos)

Qué planta tengo.

Tiene toda la razón, está imponente.

Se me olvidaba, este es mi ayudante, José Corbacho.

Un aplauso para él.

Estos angelitos son mis mandados.

David Fernández.

(Aplausos)

Goizalde Núñez.

(Aplausos)

Pablo Carbonell.

(Aplausos)

Leonor Lavado.

(Aplausos)

Elena Furiase.

(Aplausos)

Secun de la Rosa.

(Aplausos)

Hay que coger al toro por los cuernos.

-Qué divertido esto.

-Hola. -Hola.

-Alea jacta est.

-Funciona.

-Puedo morir electrocutado.

Estoy sonriendo.

Es un buen detalle. -¡Madre mía!

Hoy venimos fuertes.

Si quieren comentar lo que va pasando durante la noche,

pueden hacerlo en las redes sociales del programa:

"@dichoyhechotve" con "#dichoyhecho".

La semana anterior,

estos seis inconscientes se enfrentaron

a una serie de pruebas que ideó mi ayudante.

Las puntué según su gracia, su desparpajo, su ingenio.

En definitiva, les puntué por su capacidad creativa

a la hora de interpretar mis órdenes.

También les puntuó como le dio la gana.

Eso también.

Parece ser que han vuelto esta semana,

así que se lo han pasado bien y les va la marcha.

O son "masocas". Eso también.

A ver cuánto dura este buen rollito. No vayas pidiendo guerra.

Por si todo esto fuera poco,

además vamos a contar con un invitado muy especial,

que aparecerá en la primera prueba en directo.

¡Pepe Viyuela!

(Aplausos)

Pepe Viyuela viene solo como invitado,

¿no estará buscando otro ayudante para el programa?

Por favor, Corbacho.

¿Cómo se te ocurre pensar semejante cosa?

¿Dónde voy a encontrar yo un ayudante mejor que tú?

Por el amor de Dios.

Por cierto, cuando puedas, mándame el currículum de Edu Soto.

Vamos a hablar de deslizarnos.

Esto es lo que hacen las tías Eloísas.

-Pero bueno, señora...

-"Deslízate todo lo que puedas".

-"Corbacho medirá los metros, los centímetros

o los milímetros que recorras".

-"Quien más lejos llegue, gana".

-"Tienes 20 minutos".

-"Que comienzan ya".

-No lo entiendo.

-La cuestión es que es donde a mí me dé la gana.

Porque no me voy a deslizar aquí.

-"Deslízate todo lo que puedas". Puede ser tipo patinar.

Deslizarse sobre algún elemento con ruedas.

-Hay que deslizarse como un reptil.

-No entiendo, de verdad.

-¡Hola! Corbacho, te necesito.

Queridos mandados, da la impresión de que era

la primera vez que oíais el verbo deslizar,

así que, por favor, Corbacho, léeles la definición de la RAE

a ver si aclaramos un poco el concepto.

"Deslizar: arrastrar algo con suavidad por una superficie,

fluir o desplazarse en una determinada dirección".

En ese cuarto te dicen "deslizarte"

y se te ocurre tirarte a la alfombra.

Lo que hizo ella, pasar muy bien la mopa humana.

Gracias, Leonor.

Por los muebles y por la cristalería también me pasé.

-Señora jefa, usted ahí fue muy tramposa y fue a pillar.

Todo lo contrario.

Yo dejo abierto a interpretaciones.

Acoto muy poco y podéis utilizar cualquier cosa de la casa,

cualquier dependencia.

Digo: "Deslizar".

No os digo: "Aquí, en un metro cuadrado".

¿A que sí, ayudante?

Se podían deslizar por cualquier sitio de la casa.

Vamos a empezar con el primero. ¿Por quién empezamos?

Vamos a empezar viendo cómo fluyeron,

se desplazaron y se arrastraron Furiase y Fernández.

Yo he visto "Toro sobre mi madre", "Toro sentado",

soy muy amigo de Guillermo del Toro.

¡Voy a la caseta!

¡Hola!

-¿Puedo usar cosas de la cabaña?

-Corbacho, no me des el susto de siempre.

Lo sabía.

Te dejo aquí si quieres inspirarte.

Esto me encanta.

-Surf.

-Qué maravilla.

Se me cae.

Si mojo el plástico me podré deslizar.

-Hay que coger al toro por los cuernos.

Esta era tu estrategia. Sí, esta es.

¿Cómo la titularías? Rulando del toro.

-Esto resbala mucho ya.

Esta es la típica cosa

que nos encantaría hacer de pequeños,

pero que tus padres no te dejan en la vida

y yo le estoy dejando a Anabel la casa como me da la gana.

Tienes que coger a Humphrey. Sí.

Voy a intentarlo. Perfecto.

¿Cuál es tu estrategia? Me voy a tirar y me deslizaré.

Con la tabla. El problema es que me da miedo.

-Vamos para allá.

¡Muy bien!

¡Bien, no se mueva!

Quieto ahí.

Aguántame esto.

Está bien, ¿verdad? Estupenda.

Perfecto.

3,77 metros. ¡Oye!

7,66 metros.

Muy bien.

Este tío llegará lejos. Gracias.

-Pero, pero, pero... A ver.

Pero él no se deslizó, él se arrastró.

-Vi los rulos porque pensé:

"Ostras, esto como hacían los egipcios con las piedras.

Voy a tirar por este lado".

Pensé también lo del plástico y varias cosas.

Señorita Furiase, ¿usted en qué se inspiró para hacer

lo del plástico, el jabón, el agua...?

En Bob Esponja.

¡Muy bien, muy bien! Lo hemos entendido todo.

Nadie puede decirlo mejor.

Sigamos.

Lo que ha hecho Elena ha sido deslizarse,

pero David también.

Aquí está la cosa muy competitiva de momento.

Han estado bien los dos.

Se han deslizado.

Elena ha gastado más jabón que en una fiesta de la espuma.

Vamos a ver lo que gastaron nuestros siguientes mandados.

Este es tu vehículo deslizante entiendo.

Sí, he pensado que esta escalera es el mejor sitio de la casa

para que con este pato con una pequeña propulsión

bajármela entera.

¿Estás poniendo mantequilla por toda la mesa?

Sí, pero esto se limpia rápido.

¿Y esa capa?

Leonor Potter.

¿Cómo sería?

Lo que quiero es llenar todo de mantequilla para deslizarme.

-"Alea jacta est".

¡Hala, qué guay!

Ha sido un impulso no suficiente

para poder alcanzar el primer remonte.

Vamos, vamos, muy bien.

La técnica del salmón.

Es lamentable.

Esa energía. Me gusta esa energía.

Venga, vamos, venga.

-Creo que es mejor así.

No empujen.

La idea era buena.

Bien.

Espectacular.

¿Cuánto mide usted, señorita Lavado?

1,67.

Justo lo que ha conseguido.

Una buena medida la de este pasillo.

Muchas gracias.

Veremos qué opina la jefa. Bien, muy bien.

Tranquilo.

A casa a descansar...

(Aplausos)

Lo que está claro, queridos mandados,

es que en todas las pruebas hay que planificar bien las cosas

y fijarse en todos los elementos que hay en la casa

y en el jardín.

Vamos a ver a la señorita Goizalde Núñez.

Para deslizarme.

Lo suyo sería un monopatín o unos patines.

Voy a ver si me invento algo para deslizarme.

Por ejemplo unas ruedas. Una vela.

Un motor siempre es una seguridad,

porque si no hace viento puedo deslizarme por el aire.

Hacerle unas alas.

Voy a ponerle una bocina, para avisar que voy.

El motor necesita unas bujías. Luego tenemos el manguito.

El deposito del agua y del aceite.

Voy a poner un paraguas, que es importante.

No vaya a ser que haya un chaparrón.

Mi maquina ha quedado espectacular.

Con esta máquina podemos deslizarnos por doquier.

Me llevo esto por si me hace falta.

-(Publico) Goizalbe, Goizalbe, Goizalbe.

¿Usted ha estudiado?

La señorita Núñez, aparte de ser una caja de sorpresas

y darle vueltas siempre a lo que pone en el sobre.

En esta ocasión cogió un vehículo que había en la casa

y vamos a ver cuánto se deslizo.

Señorita Núñez.

Ha construido una máquina.

¿Qué te parece?

Pues parece veloz como el rayo.

¿Me vas a acompañar?

He traído un medidor olímpico.

Vamos a darle la vuelta.

No levante, arrastre.

Arrastrar es más difícil.

Estas cargando tú todo.

Muy bien. Creo que estamos encarados.

Voy a poner aquí el tiempo.

Nos quedan tres minutos para lanzarnos.

Oh, cielos.

No hay motor ¿verdad?

No hay motor.

Funciona.

Funciona.

A ver señorita Núñez. Enhorabuena, 17,5.

Creo que la jefa estará contenta.

Pero para hacer esto, llámate un Uber.

Defiéndete.

Goizalbe, eres lista pero te pasas.

Nos queda por ver la prueba de un mandado llamado De la Rosa.

Vamos a disfrutarla en pequeñas dosis.

Porque tiene un poco de todo.

Deslízate todo lo que puedas.

¿Qué es deslízate?

¿Deslízate todo lo que puedas?

No lo entiendo.

¿Tengo que estar como 20 minutos?

¿20 minutos deslizándome?

Te puedes deslizar

en cualquier lugar de la casa de Anabel

y utilizar elementos que encontraras por la casa o en la caseta

para deslizarte.

Me voy a una esquina de la casa y me deslizo.

¿Busco la zona en la que más fácil sea deslizarse?

Ha perdido el significado la palabra de tanto leerlo.

Deslízate, desliz, hacer un desliz. Un desliz con tu pareja.

Deslízate. Ya queda claro que es deslízate.

Que me tengo que tirar para un lado.

Busco un sitio para tirarme.

Voy a un sitio y me tiro.

Me lanzo por un sitio.

¿Pero puedo salir fuera?

Sí, sí. Por supuesto.

Me puedo deslizar por aquí.

Por aquí me podría deslizar.

Pero tengo el micro. Puedo morir electrocutado.

Voy a buscar otro sitio.

-(PÚBLICO) ¡Que se tire! ¡Que se tire!

-Solo puedo decir dos cosas.

Una, ese día estaba hinchado.

Ese día estaba muy hinchado,

porque había salido la noche anterior.

Sobre todo la parte de la nalga.

Había salido a un cumpleaños, yo no salgo mucho, estaba hinchado.

Que vea la gente que no estoy tan hinchado.

¿Por qué ponéis toda la explicación?

Para que se me vea lerdo, pero lerdo.

¿Qué es "Deslízate"?

Hasta que lo has entendido, hemos estado esperando.

Ni me he tirado en plancha ni he rodado ni he caminado

ni he viajado, me he deslizado.

Parecía un documental de La 2

cuando te ibas cayendo por la montaña.

"Gorilas en la niebla".

Desde luego, no has empezado a deslizarte

y ya ha habido múltiples opciones.

Ojo, porque la prueba da un giro inesperado

en el caso de Secun.

Espero que para bien.

No puede ser.

Voy a lanzarme por el tobogán de la piscina

y voy a intentar, como esto flota, dejar esto en la piscina.

Cuando baje del tobogán,

caiga aquí, yo mismo empujo y, del salto,

salgo fuera de la piscina.

Un momento, que tengo que tomar la medición.

Ahí, clavado.

Es que tengo que hacerlo manual, porque el nivel del agua

no tiene lo que tiene que tener y el material es malo.

Yo voy a hacer lo que pueda.

Su intención es deslizarse por este tobogán,

caer sobre la tabla.

Y deslizarme un poco más hasta saltar aquello.

Estaríamos hablando de una buena cantidad de metros.

Los tres del tobogán más los de la piscina.

Creo que lo voy a hacer.

(Aplausos)

-¿En ningún momento pensaste:

"Voy a tirarme del tobogán y me voy a romper la cabeza

y me voy a desnucar y me voy a morir"?

-Hay que arriesgarse.

Hay que ser positivo.

¿Quién de vosotros cree que se tira y quién no?

Yo creo que se tira.

-Deslizarse, también se ha podido deslizar por la tabla

sin necesidad de tirarse.

-Yo creo que no va a llegar a la tabla,

va a caer como un plomo al fondo.

-Yo creo que se tira porque ese día le debió de costar mucho

ponerse el neopreno, porque estaba hinchado.

-A mí me gustan mucho las explicaciones.

Es esa especie entre De la Cuadra Salcedo

y Félix Rodríguez de la Fuente.

Maravilloso, eso me gusta mucho.

Y esos pequeños deslizamientos que ha tenido al principio,

la explicación, me han parecido muy artísticos.

Usted quiere ver si se tira o no se tira.

Ardo en deseos.

Se está pagando en los principales portales de apuestas del mundo

1,89 euros a que Secun se tiraba.

Lo haría, pero el material es bastante...

¿Esto ya cuenta como deslizamiento?

Espérate.

No lo voy a hacer.

Voy a hacer otra movida.

Para mí es peor, porque yo ya estaba hecho al agua.

Vamos a intentar otra cosa, pero que no es por mí.

Voy a optar por tierra.

Como también he hecho senderismo y movidas de tierra...

He ido mucho a Segovia en bici, he hecho mil aventuras.

Se refiere a hierba. Sí. Voy a tirarme sobre hierba.

Todo esto vale, ¿no?

No puedo.

Nada.

Cuenta los centímetros que ha habido.

¿Y a lo mejor boca abajo?

Puedo intentarlo boca abajo.

Vergüenza ajena. ¿Pero y ese culo?

De la Rosa.

Habíamos empezado muy bien, ¿verdad? Sí, apuntaba maneras.

1,7 metros. En realidad son 107cm.

(PÚBLICO) ¡Secun! ¡Secun! ¡Secun!

Vamos a animar. Un aplauso para Secun, por favor.

(Aplausos)

Ponte de pie, saluda a tu público.

El público te ama.

-Yo tenía la idea de subirme al tobogán

y de la fuerza de caer del tobogán caer sobre la tabla.

Ya que estaba en la tabla,

el peso me haría deslizar y saltaría a lo rojo,

que se movería otra vez.

La idea era hacer ese triple ejercicio.

Indiana Jones.

De dibujos animados era la idea.

Pero se ha visto.

No se ha visto nada.

Se te ha visto a ti así, colgado de un tobogán y nada más.

¿Cómo se llama este programa? -(TODOS) "Dicho y hecho".

-Pues yo he dicho y no he hecho. -Dice muy bien.

De la Rosa se ha deslizado poquito,

se ha movido menos que don Pimpón en una cama de velcro

Es verdad que ha sido

un ejemplo de constancia, de perseverancia y de elegancia

con ese neopreno.

(Aplausos)

Esa es la actitud, esa es la actitud.

Enhorabuena, Secun, porque te llevas los 6 puntos

por currártelo por tierra, mar y aire.

Muy bien, se lo merece.

(Aplausos)

Elena, 5 puntos por regarme el jardín.

(Aplausos)

Leonor, 4, porque esa mesa de nogal necesitaba hidratación.

(Aplausos)

Pablo, tú te vas a quedar con 3 a pesar de que casi arramplas

con casi todas las lámparas de la casa.

Muchas gracias, jefa.

(Aplausos)

Goizalde, vas a tener 0 puntos,

porque has rodado, no te has deslizado.

Brava, Goizalde.

Nos queda por último David, que ha hecho una simbiosis.

¿Qué será lo mío?

Se ha deslizado sobre algo que rodaba,

así que le voy a dar 2 puntos.

¡Bien!

Ya tenemos nuestro ranking.

Encabezando las primeras posiciones,

la señorita Lavado con 4 puntos, tercera,

Furiase segunda con 5 y primero de la Rosa.

(Aplausos)

En el primer programa de Dicho y hecho la ganadora fue

la Srta. Goizalde Núñez.

(Aplausos)

Ella se llevó el primer gran premio de Dicho y hecho

que consistía en los objetos que más les había costado

conseguir a los seis mandados.

Una colección de porquerías.

Hoy, mi querida jefa nos va a sorprender

con otro objeto que ha aireado su maquiavélica mente.

¿De qué se trata?

Algo sin importancia.

He pensado que quería

la foto que más vergüenza os da.

Esa foto que no enseñaríais ni a vuestra propia madre,

esa foto que tenéis en el último cajón

del último mueble del trastero, pues esa.

Esa foto es la que queremos.

Jefa, me encanta.

Vamos a empezar por la foto de quien menos sentido del pudor tiene,

que es Pablo Carbonell.

(Risas)

¿Qué es esto?

Eso es una foto que me hice en un partido de fútbol.

¿Estás seguro de que era fútbol? Parece de tenis.

Tú estabas viendo fútbol, pero era tenis.

Yo estaba viendo un partido de tenis.

De repente dije: Voy a hacerme una foto

como si las ovaciones fueran para mí.

Estaba tardando en hacer la foto.

De repente, oigo al árbitro diciendo:

El señor de la grada, ¿puede hacer el favor de sentarse?.

Yo me senté y habían parado el campeonato por mí.

Se había visto en televisión.

En Twitter: ¡Qué poca vergüenza, Carbonell,

interrumpiendo la emisión del partido!.

Se había montado un incidente diplomático

entre los dos países que competían.

Es más, salí en no sé qué revista.

En Todo Tenis, en la contraportada.

En la contraportada de Todo Tenis.

Pues sigamos.

Esta foto sí que da bastante vergüenza.

Vamos a ver ahora la foto que nos ha traído

la señorita Lavado.

¿Qué es?

¿Qué le pasa a esta foto? Si estás más mona que aquí.

Ahí se me ve el ojo como para el lado, así,

un ojo para un lado y otro para otro.

Esto fue para una plataforma digital

que fui a hacer unas imitaciones y yo creo que la chica me odiaba.

Pues yo te encuentro muy mona, la verdad.

No sé qué opina el público.

Si me encuentras mona& -(PÚBLICO) ¡Guapa!

-Un poquito de cara de asco tiene. Un poquito de cara de asco tienes.

Tú no te ves bien,

pero yo, objetivamente, te digo que estás mejor en la foto que aquí.

Pues nada, acuéstate. -Me voy, ¿vale?

-Vete a dormir. -Acuéstate.

-Venga, hasta luego. -Venga, hasta luego.

Gracias, hasta luego.

Espera, que todavía no hemos llegado.

Os recuerdo que estas fotos que habéis traído también puntúan

y al final del ranking sumarán también los puntos pertinentes.

El que gane se llevará estas seis magníficas instantáneas

y podrá hundir la reputación digital de sus compañeros,

cosa que yo personalmente haría.

Primera prueba en directo en "Dicho y hecho".

(Aplausos)

(Aplausos)

Llego tarde, llego tarde.

No estamos en "Alicia en el País de las Maravillas",

estamos en "Dicho y hecho".

Qué elegantes van a estar nuestros mandados

con esas seis chisteras.

Y qué cómodos con esos seis cinturones.

Antes de pasar a la prueba,

vamos sin más dilación a darle la bienvenida

a nuestro invitado de hoy, el gran Pepe Viyuela.

(Aplausos)

No he podido evitarlo.

Eso es deslizarse. Bienvenido a "Dicho y hecho".

Gracias.

Tenemos el cambio de pantalla.

Surrealista. Es muy Magritte.

Está entre Magritte y Dalí. Está entre Madrid y Toledo.

Haga usted los honores y léanos el sobre de esta prueba.

Teníais que haberme avisado que aprendiera a leer.

Voy a intentarlo. Está del derecho, ¿no?

Está del derecho.

"Quien más conejos meta dentro de su chistera, gana.

Solo os pido una cosa, dignidad.

Tenéis dos minutos".

Queridos mandados, la prueba está clara.

Tenéis que meter el máximo número de conejos

en la chistera manteniendo la dignidad

para no hacer el ridículo

y con las manos atadas con el cinturón.

¿La chistera la tenemos que tener puesta?

Que cada uno meta los conejos como buenamente pueda.

No podéis sacar las manos de dentro del cinturón.

¿Preparados? ¡Tres, dos, uno, tiempo!

Elena se lo está metiendo a... Se han aliado.

Se están ayudando.

Póntelo tú, ponte tú el gorro.

¡Venga, Goizalde!

Oye, que el mío lo han tirado.

A mí no me digas nada.

¡Últimos 30 segundos!

Se me han caído todos. Se me han caído todos.

-¡He ganado!

¡Tiempo!

Han pasado los dos minutos

y vamos a hacer recuento de conejitos.

Vamos a empezar por el señor Fernández.

Uno, dos, tres,

cuatro, cinco, seis, siete.

Pensaba que era conejo. Siete, muy bien.

Señorita Núñez.

Uno, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete, ocho.

Ya está.

Carbonell, uno, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete,

ocho, nueve, diez.

Señorita Lavado.

Yo estoy enfadada con mi amiga Elena.

¿Qué ha pasado?

No ha aceptado que yo le haya ganado

y cada vez que lo he llenado, que lo he llenado dos veces,

me lo ha tirado.

-Ella me estaba tirando mis conejos.

Vamos a ver los que hay aquí.

Uno, dos y tres.

Tres conejos muertos en el suelo.

Señorita Furiase, vamos a contar.

Uno, dos, tres,

cuatro, cinco, seis, siete.

Ah, no, esto es la cola. Seis.

Señorita Furiase,

¿usted ha ayudado a de la Rosa y de la Rosa le ha ayudado a usted?

No. -Sí, sí. No, no.

-Muy mal, muy mal.

También se ha puesto la chistera al revés, de la Rosa.

Tira, tira, tira.

Tira, tira, tira.

Uno, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete, ocho,

nueve, diez, once, doce.

El que ha metido más conejos dentro de la chistera

es de la Rosa con 12 conejos,

pero ahora le toca a usted, jefa, puntuar como buenamente quiera.

Tengo muchas cosas que considerar, la colaboración, el riesgo...

Voy a dar los puntos.

Una alegría tenerte a mi vera. Muchas gracias.

Es un honor y un placer.

¿Qué tal se ven ahora los toros desde esta posición?

Los toros no, los mandados.

¿Qué tal se ve desde aquí? Bien.

Estoy en una posición muy centrada,

posición de alta relevancia social, codiciada.

Ellos están en sillas incómodas, chiquitillas,

y nosotros podemos estar espatarrados.

¿Qué le vamos a hacer?

Si siguen viniendo invitados, al final voy a acabar en el foso,

pero me parece bien.

No importa, siempre molestas.

Ha llegado el momento de repartir los puntos,

así que, teniendo en cuenta todo esto,

voy a puntuar como a mí me dé la gana.

Los seis puntos son para Secun.

¿Pero qué está pasando?

-Sigues siendo Secun, todavía no eres "primer".

Siempre va a ser Secun. Para nosotros siempre será Secun.

Los 5 puntos son para Pablo.

Muy bien, muy bien.

4 para Goizalde.

3 para David.

2 para Elena por esa carita de pena.

Y sobra decir

que el punto mierdoso que queda para el final

es para Leonor.

Vamos a ir al ranking.

Vamos a sumar los puntos que ha otorgado la jefa

en la prueba de los conejos.

Vemos ahora cómo el ranking se mueve.

En última posición, la señorita Núñez con 4 puntos,

empatados a 5 puntos en la parte baja de la clasificación

Fernández y Lavado,

Furiase con 7 puntos, Carbonell con 8

y en primera posición de la Rosa con 12.

¿Puedo decir algo?

Diga usted.

En realidad no sé si me los merezco.

-Yo creo que no.

-Pero mira, muy bien.

No me extraña que haya esa rivalidad entre nuestros mandados,

porque se están jugando llevarse el gran premio del programa de hoy,

que son las seis fotos que más vergüenza les han dado.

Por ahora,

de la Rosa está a punto de llevarse ese gran premio del programa de hoy,

porque va en primera posición.

Ya hemos visto las fotos de Pablo Carbonell

interrumpiendo un partido de tenis con toda su pachorra

y de Leonor Lavado con su ojo pipa,

que parecía más Leticia Sabater que Leonor Lavado.

Vamos a ver ahora la fotografía del señor Fernández.

Madre mía.

Esto necesita una explicación.

Te has quedado impresionado, Pepe.

Es de las pocas personas que ganan con los años.

Estás muy feo.

Ahora también, pero ahí ya...

-Gracias, Pepe.

¿A que parece que lleva orejas postizas?

Es que ahora se las tapa con el pelo.

Parece el "remake" de "El planeta de los simios".

Mira el pelito. Bueno, no sé qué digo yo.

Hable usted, explíquese. ¿Por qué esta foto le da vergüenza?

¿Necesita explicarlo?

Lo explico, lo explico.

Dicho así,

parece que me lo haya puesto porque sí.

En realidad yo me vestí así porque iba de testigo a una boda.

Eso lo aclara todo.

Me dijeron: "Es en el ayuntamiento,

es todo muy light, es fiestero".

En aquella época estaba en "La Cubana"

y digo: "Me disfrazo como de personaje".

Me puse las patillas, me abrí las patillas

para que las orejas me quedaran así.

Te operaste después de eso.

Ellos me dijeron que era todo de coña.

Cuando llego allí y veo a todo el mundo bien vestido,

los padres no sabían nada, yo llegué de personaje, diciendo:

"Vaya, vaya, que se casa aquí la chavalita y el chavalito".

Y todo el mundo muy serio: "¿Quién ha traído a este monguer?".

Lo pasé un pelín mal.

Ello no se separaron, entre ellos, pero de mí sí.

(Aplausos)

No quiero ni imaginarme cómo sería tu traje de primera comunión.

Otro que se hace fotos sin pudor es Secun.

¡Madre mía!

¿Es Secun de la Rosa o Sergio Llull?

Dejemos que nuestro invitado comente la foto.

Aquí sí que estás ridículo,

voy como de galán, soy impresionante.

De galán de noche.

Me ha pasado una cosa con la foto de David,

que es como hipnótica.

Te entran ganas como de verla más,

como que se quede ahí.

No, estamos hablando de ti.

La de David molaba mucho,

porque parecía como que le salía el pelo de las gafas.

No desvíes.

No, pero la de David...

-Imagínate que no conocemos a Secun y vemos esto.

¿Qué pensamos que es? Que es un modelo de supermercado.

Tiene una historia trágica.

Cuéntanosla, haznos llorar.

En todas las fotos salgo muy mal, no sé por qué salgo hinchado.

No sé por qué salgo como gordito en todas las fotos.

-Yo salgo calvo y no sé por qué. -No se entiende porque aquí...

Alguien me dijo que me hiciera unas fotos,

un book de aquella época, para el currículum.

¿De qué época estamos hablando?

De los años 30.

De un año en concreto.

Hablamos de una época y de una zona.

(Aplausos)

De una zona espacio tiempo.

El drama fue que yo me hice unas fotos de book,

yo me creí que había quedado muy guay

y que estaba muy guapo.

Yo sentí que había quedado muy guapo.

Cuando me dijeron: "Trae unas fotos".

¿De qué tipo eran las fotos? ¿Qué dijeron?

"Trae fotos que te den vergüenza".

En el buen sentido pensé:

"Unas fotos que yo esté guapo, que esté guay".

No se entiende nada de esto. No.

Lo que viene a continuación

es algo que no hemos visto todavía en "Dicho y hecho".

La primera prueba por equipos de nuestros mandados.

Si hasta ahora les hemos visto haciendo el ridículo ínvidamente,

ahora van a ver cómo funcionan, no de uno en uno ni de dos en dos,

sino de tres en tres.

(Música)

Van a formar equipo en esta prueba.

Maravilloso.

-Me gustan mis compis, molan.

Está llegando el momento de que ustedes lean el sobre.

Venga, el sobre.

-¿Quién lee? -"El equipo que más harina

consiga poner encima de la diana...".

Que es donde estás tú.

Correcto.

"Gana".

-"Eso sí, la tenéis que lanzar desde donde estáis.

La harina se puede comer, pero no os lo recomiendo,

porque ha pasado por muchas manos".

-"Tenéis 20 minutos

desde que Corbacho comience a sonreír".

Yo la recogeré y la pesaré en esta báscula.

¿Quieren poner un nombre a su equipo para sentirse más unidos?

"Los Mandilones". -"Los Gremlins".

¿Qué te parecen los nombres de los equipos?

Lo de "Los Mandilones" no lo acabo de entender.

-Es "Los Calzonazos". -Vale, vale, ahora me hace gracia.

-Mandil, mandilón, cuenta las 20, que las 20 son.

-Los que llevan delantales en su casa,

se llaman "mandilones".

¿Y "Los Gremlins"?

Peor. -No te ha gustado ningún nombre.

-No me ha gustado, lo siento.

-¿"Los Gremlins" no te gustan?

-¿Por qué me tienen que gustar "Los Gremlins"?

-Tenía hasta movimiento. Vamos a hacerlo, una, dos y tres.

-Pero es que no tiene sentido. -Es que visto así, no.

Yo estaba en medio, que era el bueno y hacía... Los malos y el bueno.

Ha quedado todo muy claro.

Sabemos que a los Gremlins no se les puede mojar el agua,

vamos a ver qué tal se les da esto de la harina.

Recuerden, no se mojen, no beban y no salgan por la noche.

¡Estoy sonriendo!

¿Rellenamos esto y luego se ata? ¡No!

¿Qué haces? Consensuamos. -Yo voy lanzando hamburguesas.

Voy a vaciar este muñeco. Vacía este muñeco.

-Partimos el coco, lo rellenamos, lo pegamos.

-¡Cada uno que haga cosas!

-¿Por qué has tirado todos bizcochos?

-Ha salido por el otro lado.

-Que eran 20 minutos.

-Quedan 15 minutos, hay tiempo.

-Voy a intentarlo, por favor. -Hay tiempo, organización.

Me pone nerviosa esta gente.

-¡Bien! -¿Cómo que "bien"?

Si no ha caído ni una. -Que está cayendo mucha.

-Eso ya está, vamos a lanzarlo. -¿Lo lanzas tú?

Confío en ti.

-¡Toma! -Buena.

-Toma, suma. Ese no ha sumado.

Os veo muy lentos.

-¡Madre mía!

-¿Y si me lanzáis a mí? -¿Y si lanzamos a uno?

¿Se puede lanzar a alguien? -No tires más cosas.

-A por todas. -No, no.

Como no caiga encima, gastamos todas con tu chaqueta.

-Hay que arriesgarse, quien no arriesga, no gana.

-Le voy a tapar los agujeros a la papelera.

¿Por qué vamos tan rápido?

-Tus manos y tu cabeza, en general, muy bien.

-El entusiasmo es muy importante.

-Estamos lográndolo.

¿Te das cuenta que hemos hecho equipo?

-Sí, sí.

-Hay que empezar con caos y luego ir conociéndonos.

¡Cómo consigamos esto! El equipo Gremlin.

-Perfecto.

Madre del amor hermoso.

-Uno, dos y tres.

-Ha caído y luego se ha ido para allá.

Habéis agotado vuestros 20 minutos,

podéis iros por donde habéis venido,

que yo me voy a quedar pesando vuestra harina.

Pero puedes sacar la harina de los bolsillos,

lo pesarás también. -¿Podemos ver cómo se pesa?

Lo iré valorando sobre la marcha.

Es que no nos fiamos.

Venga, equipo Gremlin, muchas gracias.

Vuelvan a su refugio.

Pero yo no me fio de que él solo cuente la harina.

(Aplausos)

Vamos a ver si Los Mandilones Barbateños

se comportaron de una forma más dulce.

Yo haría un colador de harina.

-¿Y si llenamos globos de harina?

Yo me pongo de tu otro ojo, si quieres.

¿Cómo se llama esto que va desde aquí hasta allí?

¡Una tirolina!

Hay que intentar que el rodillo se quede en la canasta.

-Arriba.

-Un momento, una pregunta.

¿Podemos bajar y colocarla? -Claro.

-Voy.

-Yo creo que podríamos hacer la tirolina con esto.

Elena, Elena, Elena. Tiene que estar atado abajo.

Tiene que estar atado abajo. -Vale.

¿Aquí por ejemplo? -Y más abajo mejor.

Incluso en la base.

-¿En la base? -En la base.

En "lavase" y "peinase".

Ahora voy a atar esto. Necesitamos esto.

-Para llevarlo, ¿no? Vamos a ponerle un asa.

¿Qué tal? ¿Lo perderemos por el camino?

-Va a llegar justo ahí.

-¡Qué fuerte! -Venga, venga.

-Mira lo que parezco. Parece que estoy pescando un atún.

-Otra. Ahí está.

-No me puedo reprimir.

¿Sabes dónde fue la batalla de Bailén?

Allí.

-Qué hijo de su madre.

-¡Estamos perdiendo el norte!

-¡Ostras! Espera, espera.

-¿Te ayudo? -Hay que subirlo.

-Se ha pegado con la cinta, ¿no?

-Hay que subirlo lo más que se pueda.

Así lo vamos a tirar.

Hay que subirlo. -Yo te sujeto.

-¡Bravo!

-Cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo!

(PÚBLICO) ¡Trampa, trampa, trampa!

-Nadie que se haya acercado a la base

ha llevado nada de harina,

con lo cual, la harina ha ido de una manera mecánica,

sin que nadie se haya acercado con harina a la base.

Pepe, ¿tú qué has visto?

Nadie ha tocado la harina ni la ha llevado ahí.

Corbacho dijo: "Puedes bajar",

pero yo no bajé la harina, yo tensé el cable.

Es como si hubiera cogido el rodillo y lo hubiera tensado más.

No toqué el bol de harina ni la harina.

-Sí, pero como equipo no estaban muy...

Es broma.

-Nos escuchamos mucho. -Como equipo estaban muy bien.

-Que sí, que sí.

-Han tenido hasta tiempo para celebrarlo.

-Que muy bien, nada que decir.

A mí me han parecido un poco ansiosos,

porque ya con la papelera lo hicieron muy bien,

pero luego les ha podido un poco el ansia tal vez.

Teníamos mucho tiempo.

Para hacer trampas.

Pero esto no es una trampa.

-En las bases no estaba que no pudiéramos acercarlo.

El tema de la tirolina está bien pensado,

pero Elena estuvo estirando del embudo.

¿Del embudo? Yo no toqué el embudo. -Del cable, del cable.

-No toqué el embudo, toqué el cable.

Es que me cabreo.

Los Gremlins no tienen nada que decir.

El equipo Gremlin tiene que decir que es verdad.

¡Nos hemos chillado, nos hemos insultado, pateado,

pero hemos sido honestos!

Ciñéndome a mis propias reglas y para cerrar el debate,

¡es trampa!

¡Es trampa, sí!

Muy bien, muy bien.

Por tanto, cero puntos para Los Mandilones tramposos.

¡Los seis puntos para Los Gremlins!

¡Sí! -Por primera vez en mi vida.

Siéntense, siéntense, por favor.

Llegados a este punto de crispación,

solo me gustaría decir una cosa.

¡Gremlins, Mandilones, todos quieren ser los campeones!

Aparte, quería pedir clemencia a la jefa,

porque yo creo que seis puntos al equipo de Los Gremlins

está bien, porque fueron muy honestos,

pero un 0 para el equipo de Los Mandilones

sería demasiado, porque la idea de la tirolina estaba bien,

aunque el momento del embudo considero que está bien penalizado.

Pepe, quiero una segunda opinión, como los médicos.

¿Qué opinas tú?

Han tenido una buena idea.

Han llegado con mucho

y a lo mejor hay un ligero desliz en el tema,

pero yo creo que un cero no.

Está bien. Si valoramos la honestidad...

Como magnánima que soy...

Y más maja que las pesetas.

¡Por eso doy 3 puntos a Los Mandilones!

(Aplausos)

Vamos a añadir esos 6 puntos a Los Gremlins

y 3 puntos a Los Mandilones.

Hay un vuelco en la clasificación.

Núñez con 7, Furiase con 10, Lavado con 11,

Carbonell con 11 empatado con Fernández con 11

y en primer lugar de la Rosa.

(Aplausos)

Para darle emoción a este ranking,

recordemos que el ganador del programa

se va a llevar la galería de los horrores,

de sus fotos de la vergüenza.

Qué lástima.

Vamos a ver la foto de la vergüenza de la señorita Furiase.

Oye, por favor, mi amiga. Tenedle un poco de compasión.

María, te quiero.

¿Cuál de las dos eres tú? La de rosa.

Explícanos la historia de esta foto. ¿Por qué te da vergüenza?

No entiendo las fotos de la vergüenza.

Creo que están mejor en las fotos que aquí.

Era un día cerca de Carnaval

rollo "Pepi, Luci, Bom", la película de Almodóvar.

"Y otras chicas del "montún"".

Estábamos así y nos disfrazamos todas de ese rollo,

empezamos a tomarnos unas copitas y nos vimos tan monas que dijimos:

"Vamos a salir así".

Nos fuimos así, llegamos al garito, todo el mundo nos miraba

y era como: "Nos miran porque vamos monísimas".

Nos hicimos fotos y al día siguiente vimos

que habían subido fotos nuestras los colegas.

Sí, es patético.

La verdad es que es patética la historia.

Vamos a ver si a Núñez le saca los colores

la fotografía que ha traído.

¿Esto qué es?

Una minera.

Soy minera.

Tienes vómito en la cara. No, no es vómito.

Me da un poco de vergüenza contarlo, pero lo voy a contar.

-Pero estás muy tierna.

-Estoy intentando sobreponerme del momento,

pero con dignidad.

Mi hermana estudiaba Periodismo

y nos fuimos a hacer unos reportajes.

A ella le mandaron hacer unos artículos en el periódico.

Nos íbamos a hacer puenting, escalada,

fuimos a hacer barranquismo.

Lo normal en Periodismo.

Ese carácter.

Nos fuimos al Pirineo a hacer barranquismo.

Llegamos al punto con el coche, caminamos, nos pusimos el arnés,

las cuerdas, los cascos, preparados para lanzarnos.

Pisé una piedra y caí en el único charco que había

y tuvieron que venir a rescatarme porque me rompí el tobillo.

Un poco vergonzosa la situación,

pero puedo decir que me monté en el helicóptero.

Muy bien, muy bien.

(Aplausos)

Ha llegado el momento de puntuar estas seis grandes instantáneas

que cambiarán la historia de la fotografía contemporánea.

Carbonell en el tenis, Lavado con el ojo cruzado,

Fernández con las orejas postizas,

de la Rosa como modelo de supermercado,

Furiase en los 80

y Núñez con el barranquismo a cuestas.

Esto me encanta, es un momento que me encanta.

El poder me gusta.

Voy a puntuar de la siguiente manera,

manera insospechada, no la vais a entender,

pero veréis cómo tengo razón.

4 puntos a David

por robarle protagonismo a los novios.

(Aplausos)

A Goizalde, 1 punto,

porque malgastar dinero público por un tobillo,

no mola.

Un helicóptero por un tobillo, no mola.

1 punto, 1 punto.

5 puntos, set y partido, para Pablo Carbonell.

(Aplausos)

A Leonor le voy a dar un 2,

porque tiene la misma cara aquí que en la foto.

No entiendo la diferencia.

Elena, un 3,

para que no se vuelva a reír de los 80,

esa gran década que vivimos tantos.

Una gran década, la mejor.

Casi no me acuerdo, pero me lo pasé muy bien.

A Secun le voy a dar 6 puntos.

(Aplausos)

Vamos a ver ese ranking

con esos puntos que ha sumado nuestra jefa,

siempre con su gran inteligencia.

El ranking se mueve

sumando los puntos de las fotografías.

En última posición, Núñez con 8.

Furiase y Lavado empatadas con 13.

Fernández asciende al tercer puesto con 15.

Carbonell al segundo con 16.

Primero sigue de la Rosa con 24.

(Aplausos)

Ahora vamos a nuestra prueba de plató,

donde nuestros mandados

no podrán dejar de admirar la belleza de nuestra jefa y señora.

(Aplausos)

(Aplausos)

Ya estamos todos preparados,

ahora solo falta un poco de ambiente.

El Sr. Viyuela, por favor. Vamos allá.

Lea el sobre. Muchas gracias.

Aquí dice: "Pablo, levántate la tela".

"Todos tenéis un montón de globos debajo".

-Yo prefiero enseñarlo así.

-"Con la tela bajada

y sin dejar de mirarme ni un segundo,

porque yo lo valgo".

Él está poniendo en su boca mis palabras.

Yo no lo valgo, yo no valgo nada. Soy yo, me tenéis que mirar a mí.

¿Quién vale? Yo valgo, tú no vales nada.

Vale. El Sr. Viyuela algo vale.

"Tenéis que unir entre sí todos los globos que podáis.

Tenéis dos minutos".

Pero mirándome a mí todo el rato. A ella.

Recuerden que no pueden dejar de mirar a la jefa a los ojos

y gana el que más globo ate en dos minutos.

¡Tiempo!

¡David!

Elena, tienes que mirar.

Quedan 30 segundos. ¿Qué pasa, de la Rosa?

Sigan, sigan.

Elena no me quiere ni mirar.

Tres, dos, uno, tiempo.

No toquen nada. Quieto todo el mundo.

Que no se muevan los brazos ni se levanten las faldas.

Muevo un poco,

porque tenía la mano metida en un globo.

-A mí me ha crecido pecho.

A lo hecho, pecho.

Que esto es "Dicho y..." (TODOS) "Hecho".

Vamos a contar ahora los globos que ha conseguido atar cada uno.

Sr. Fernández, por favor, enseña un globito.

No, me da vergüenza.

-¿Por dónde? -Por aquí, así.

Ayúdale a levantar. ¿Qué está pasando?

-Ha tenido un globo. -Qué bonito.

Vamos a contar esta ristra, que es la más larga.

¡Nueve!

(Aplausos)

Muy bien, David.

Srta. Núñez, por arriba, sus globos. Por arriba no van a salir.

Le toca a usted dar a luz.

Parece la matanza de mi pueblo.

Estoy viendo que sigues trabajando.

Vamos a contar.

¡13!

(Aplausos)

No pueden ser 13, no tenía 13.

Pablo no se está quieto.

Mira las que tiene debajo que no ha hecho ni un nudo.

Vamos a coger la ristra más larga, sería esta.

¡Ocho!

Srta. Lavado. Me levanto la faldita.

-Esto es un follón contarlos.

¡Nueve!

¿Cómo van a ser nueve?

Srta. Furiase.

¿Qué pasa? Yo no he hecho ni uno.

No ha hecho ni uno, un cero patatero, ni los ha tocado.

Ya veremos luego por qué, nos ha sorprendido.

Secun, saque globitos.

He hecho lo que he podido.

¿Por qué por arriba?

Estos no están atados. Los estás desatando, estaban atados.

No estaban atados, estaban sueltos.

Estos están atados y están en dos partes.

Elige la que tiene más.

¡Cuatro!

Un aplauso para todos nuestros mandados.

Dejaos de tanta celebración, que aún me queda dar los puntos.

(Aplausos)

(Aplausos)

La ganadora de la prueba de los globos

es la Srta. Núñez,

que ha juntado más globos que un mimo en un parque.

(Aplausos)

Así que mis 6 puntos van para ella.

(Aplausos)

5 para David.

(Aplausos)

4 para Leonor.

(Aplausos)

3 para Pablo.

(Aplausos)

2 para Secun.

(Aplausos)

0 puntos para Elena Furiase.

Yo te he visto mudada de color, una cara que no te movías:

"Aparte de mí este cáliz".

¿Qué ha pasado?

Tengo una cosa muy común, que le pasa a mucha gente,

a todo el público le debe pasar.

Tengo fobia a los globos.

¿Tienes fobia a los globos? ¡Globofobia!

No hagas eso.

Es una cosa que tengo desde pequeña.

Si yo veo un globo sin inflar,

no me importa cogerlo, intentar inflarlo,

pero cuando el globo está inflado no puedo manipularlo,

porque sé que va a explotar.

Sé que me va a explotar tan fuerte que me va a asustar

y me va a hacer daño y me va a matar.

¡Globos asesinos!

Está muy bien

porque estás en el programa adecuado.

Ya sabemos que en tus pruebas va a haber globos siempre.

Pues me voy del programa, no pasa nada.

Corbacho, vamos sumando.

Vamos a sumar los puntos de esta prueba.

Encabeza la clasificación, con 26 puntos, Secun de la Rosa.

(Aplausos)

Grandiosa coreografía para nuestra cortinilla musical.

Él es el que está más cerca de conseguir el gran premio de hoy,

que son las fotos de la vergüenza.

Como todos nos hemos quedado con sed,

vamos a la siguiente prueba, que trae piña colada.

(Música)

¿Qué es?

-Somos una piña.

-"Esconde esta piña en tu cuerpo".

-¿Qué?

-¿Qué voy a decir?

-"Intenta que sea imperceptible para el ojo humano".

-Si me tapo este ojo, es imperceptible al ojo humano.

-¿No hay nada para cortarlo?

-Yo me la comería.

-"Tienes 20 minutos para lograrlo y el tiempo empieza ya".

-Puedo apachurrar la piña de alguna manera.

-Me hace juego con la chaqueta,

que podría salir por la puerta de un supermercado

con ella debajo del brazo.

-Me vais a hacer desnudarme.

(Aplausos)

¿Eso de mimetizarte es una excusa o eres de mano larga?

Voy disfrazado de piña, pero la chaqueta era de otro color,

pero al contacto con la piña, como los pulpos.

Como los pulpos y los camaleones. Sí, exactamente, igual.

Elena, estamos en Televisión Española,

¿crees que te vamos a dejar desnudarte?

Sí. Tú crees que sí.

Me vais a dejar, otra cosa es que lo pongáis.

Vamos a verlo.

¿Que se desnude quiere decir, jefa? No, a ver si la dejamos.

Perdón. Me había despistado yo.

Vamos a ver qué hicieron con la piña la señorita Lavado,

el señor de la Rosa y la señorita Furiase vestida.

¿Me tengo que meter esto también?

-¿Esconde esta piña incluye comérsela?

-Las que no me quepan, me las como.

Ahí sí que es imperceptible para el ojo humano.

-Ya no me tenéis que poner catering.

-Esconder esta piña en tu cuerpo me da un poco de asco.

-Meto un poco aquí.

Esto me cabe en la pierna.

-Escóndela en tu cuero.

Si me lo pongo así, ¿no?

-Es un collar, un accesorio femenino.

Yo soy muy femenina.

-Estoy entrando en barrena psicológica.

-No se nota.

-¿Hay túrmix?

Me está entrando un escalofrío.

¿Tenemos cava?

-Que no se vea.

-No hay cava.

-Es el momento.

-Es el rollo que le doy.

¿Perdón?

-Venga ya.

"Sal de la casa, encontrarás un "giratutto"".

-"Tendrás que subirte en él".

-"Corbacho dispone de todo el tiempo del mundo

para encontrarte la piña".

-¿Qué es un "giratutto"?

Como "Dicho y hecho" también es un programa que ilustra,

vamos a ver en casa qué es un "giratutto".

¿No saben qué es? ¡No se lo pierdan!

Además, la señorita Lavado,

la señorita Furiase y el señor de la Rosa,

aunque lo tengan de cara, no lo van a reconocer.

"Giratutto", "giratutto".

¿Esto es un "giratutto"? Sí. ¿Lo conoce?

No he visto un "giratutto" en mi vida.

-"Giratutto", "giratutto", "giratutto", "giratutto".

Veo que lo conoce.

¿No lo conocía? No.

"Giratutto".

Usted se va a subir en el "giratutto"

y yo desde aquí

voy a intentar descubrir dónde ha guardado la piña.

Cuando yo adivine dónde hay piña,

usted saca esa piña y la tira hacia allá.

Usted no hace falta que gire.

Sé que es muy energética, pero puede girar el "giratutto".

¡Ahí! Piña.

Piña fuera.

Se ha hecho un cinturón de piña.

-"Giratutto", "giratutto", Ibiza, 1995.

Esto es piña.

¡Piña fuera! ¡Piña fuera!

Piña en lo que sería la zona del sacro.

Eso, el Sacromonte.

¡Piña!

¿Se ha hecho rastas y esconde un moño

o lleva piña debajo de la gorra?

¡Llevo piña!

Aquí llevo el pelo de la piña. El pelo de la piña, muy bien.

Pecho.

¿Piña?

¡Pechos fuera!

"Giratutto", "giratutto". Más piña puedes encontrar.

Señorita Furiase, enhorabuena, no encuentro más piña.

¿Tiene más piña escondida en el cuerpo?

Tengo más piña.

Navidad.

Enhorabuena. Muchas gracias.

En la zona abdominal.

Cinturón de piña para el niño y la niña.

Le he encontrado piña en el collar, piña en el pecho,

pero no sé dónde está el resto de la piña.

Enhorabuena, se puede marchar.

"Giratutto", "giratutto".

-(PÚBLICO) ¡"Giratutto", "giratutto"!

Pues ya nos hemos enterado todos de lo que es un "giratutto".

De todos modos,

la táctica de la distracción del baile

le ha funcionado muy bien a Secun de la Rosa.

Ha funcionado porque iba haciendo como una táctica del baile.

No se fijaba.

Bailabas, cantabas

y llevabas un coctel de piña en toda la mano.

"Giratutto", "giratutto", "giratutto", "giratutto".

Ahí te la ha colado.

Como la piña, piña colada del todo.

Piña colada en vaso. Pero del todo.

Pero es fuerte que tú no te hayas dado cuenta de eso.

¿Estás perdido facultades?

Porque estaba mirando todo el rato la cintura de Secun bailando.

¿Ahora con quien vamos, Corbacho?

Vamos con el señor Fernández,

que cuando encuentra una piña, un serrucho y un martillo,

también le pasa como a la señorita Lavado.

De repente tiene trastorno de personalidad.

¿Yo?

Ya estoy aquí.

A mí me habéis puteado porque yo solo he encontrado esto.

Vamos para allá.

La corto y luego ya veremos donde me la meto.

No he cortado yo piñas con serrucho. Es un clásico.

Esto en mi familia en Navidad siempre lo hacemos así.

Si lo cortamos de esta manera es mucho más sencillo.

Así podremos tener los trocitos de piña

directos al paladar.

Mirad qué buena pinta que tiene.

Si utilizamos el martillo para cogerlo así,

lo que conseguimos es disminuir

la posibilidad de quedarnos sin brazo,

que a nadie le interesaría porque con dos se vive mejor.

Es un refrán que se dice mucho en mi pueblo.

A ver si encuentro un apaño para meter todo esto.

Venga.

Un gorrito.

Esto que no me sirve para nada

pero me ha gustado para mi chica y me lo llevo.

El rollo supongo que será que no sepan donde lo tengo.

No se tiene que ver.

Voy a hacer una engañifa. Soy un malote.

Voy a buscar otra cosa.

He encontrado otra piña. Tengo un plan.

Voy a meter aquí un peluche, voy a hacer que todo ocupe mucho,

para que parezca que tengo la piña escondida en la cabeza.

Esto me lo escondo aquí atrás.

Me cago en la leche, mira que tocarme a mí un mono.

Esto lo llevo aquí.

Ahora voy a esconderme la piña aquí, que se vea un poco,

y Corbacho me diga: "Pues la tienes ahí debajo"

y no lo habrá acertado.

Pero si tiene que venir alguien a verlo,

que venga ya.

"Sal de la casa. Encontraras un "giratutto".

Tendrás que subirte en él.

Corbacho dispone de todo el tiempo del mundo

para encontrarte la piña".

Una piña tras otra piña.

Muy bien. Sube, David.

Pensaba que ibas a pararlo para que me subiera.

El tema del "giratutto" es que te quedes tú quieto.

Ahora.

¿Ahí hay piña? No, vengo de Cracovia.

Necesito algo para mi hijo.

Cuidado, es una piña trampa.

Fernández, puede marcharse.

Te voy a explicar mi estrategia. La piña era un señuelo.

La verdadera piña está aquí, en esta bolsa,

troceada con un martillo y un serrucho,

y por eso a mí en el colegio me dijeron de pequeño que era

el mejor "escondedor" de piñas del mundo.

Anabel, eres Anabel.

¿Qué te ha parecido?

Llevas una piña troceada en la bolsa.

Esta es la verdadera piña. Ha hecho usted trampa, creo.

No ponía nada de que no se podía coger otra piña.

¿Qué te parece? Muy bien.

No ha estado mal. No ha estado mal. Enhorabuena.

Bravo. -Lo ha hecho muy bien.

-Gracias.

Anabel, Anabel, Anabel.

Muy ingenioso.

De todos modos,

quiero recalcar la cara de fastidio

que se le ha quedado a mi ayudante Corbacho.

Estaba realmente fastidiado.

Yo lo he dicho, perdiendo facultades.

Totalmente.

¿Qué te parece? -Eres un genio, tío.

-Sí, amigos. -Estoy impresionado.

Yo no sé cómo lo habrán hecho Pablo y la señorita Núñez,

pero lo tienen complicado.

Lo tienen complicado, pero si me hubieran pagado

los 100 euros que me pagó David Fernández por pasar la prueba

igual la hubieran superado.

Vamos a verlo.

Aprovechando que soy de culo plano...

Tenemos muy poco culo.

-He encontrado un corpiño

que creía que era la mampara de una lámpara,

pero debe ser un corpiño de cuando tenía Anabel 15.

Perdón, Anabel.

-Esto supongo que será horario protegido.

Así. Bien.

-Igual se disimula metiéndolo por aquí.

Se me va a notar un montón

porque esto está echando jugo de piña.

-Solo tiene un problema,

que la parte de arriba de la piña araña

como si tuviera mil gatos dentro de la pierna.

Por delante puede ser que sea más disimulado.

Esto es un poco exagerado.

Voy a buscar un cuchillo para cortarla por la mitad.

Esto se me ha caído de aquí, pero es cuestión de ponerlo bien.

-Izquierda, derecha, derecha, izquierda.

Así se disimula un poco más.

-Esto aquí.

-Es una piña cargadita.

-Es la banana, es la banana.

-¿Por qué hay dos sobres?

Me habéis dejado un sobre aquí.

"Sal de la casa". Ya me han echado.

-"Encontrarás un giratutto. Tendrás que subirte en él".

-"Corbacho dispone de todo el tiempo del mundo

para encontrarte la piña".

-Vamos a ello.

Me voy a enterar de qué es un giratutto.

(Aplausos)

Pablo, no te has complicado mucho la vida.

La has partido en tres trozos, te la has metido en los bolsillos...

Tardé mucho tiempo en saber

que podía encontrar algo para cortar la piña.

Al principio pensé en esconderla entera en mí.

Había pensado como Carmen Miranda, ponérmela en la cabeza.

Seguro que no me hubiera dado cuenta.

Goizalde, ¿tú has sido narcotraficante en otra vida?

Digo por esta cosa de coser, meter en forros...

En otra vida hilandera igual.

A ver cómo os ha ido en el giratutto.

Hola, ¿qué tal? Buenos días.

¿Qué tal? Muy bien.

Te subes en el Giratutto.

Se para y continúa.

Hay piña ahí.

Hay corpiña. Hay corpiña.

Toda la piña que esté debajo de esa corpiña

la vamos a sacar.

Me encanta "corpiña".

¡Piña! Muy bien.

¿Eso son hojas de piña?

Piña fuera.

¿Eso que lleva en el pelo es un peine, un cepillo

y en medio de esa cinta americana veo unas hojas de piña?

Bueno, está sujeto.

Ya me encantaría a mí tener ese pelazo.

Perfecto.

Piña fuera, muy bien.

¿Piña en la boca?

Con lo bien que lo estaba pasando con mi piña en la boca.

Piña en la boca.

No es un puro, es piña en la boca.

En la chaqueta parece que hay piña.

Está dentro del forro, impresionante.

Ha hecho un trabajo digno de maestros de la costura.

Rompa el forro.

Se ha pasado la piña por el forro.

¡Piña!

La parte de la bragueta. ¡Pues sí!

Piña no, piñón.

Sí que había piña, sí que había piña.

No me digas que lo vas a hacer como en los aeropuertos.

Esto es una inspección en toda la regla.

Pare.

Gira tú.

Para.

Eso es piña o tenemos un problema.

¿Piña? Piña, sí.

Piña fuera.

Yo hago las digestiones muy mal.

(Aplausos)

Ahora quien se merece un aplauso es mi ayudante, José Corbacho.

(Aplausos)

¡Bravo! -Muy bien, bravísimo.

-Veo que los ganadores están de aquí para allá.

Ahora sí que ha llegado el momento de decidir

y de dar los puntos.

Veremos si coincidimos.

Los 6 puntos son para David Fernández.

Por la estrategia del señuelo.

(Aplausos)

Muy merecido, David.

-Esto es increíble, es la primera vez en mi vida.

A Goizalde me cuesta, pero le voy a dar 0 puntos,

porque lo del moño es una chapuza.

Lo de coser, vale, pero lo del moño aquí no.

No tenía sentido ninguno.

Moño fallido.

Pablo, 0 puntos.

Hemos encontrado toda la piña, hasta lo que no ha digerido.

Hemos encontrado toda la piña.

Leonor, 3, por ponerse ciega de piña.

Hay una parte que no la hemos encontrado.

Elena, 4, por meterse la piña en la zapatilla.

(Aplausos)

Secun, 5 por polifacético, gracioso y barman.

¡Bien! ¡Cinco, cinco!

Vamos a ver el ranking

y de paso recordamos a la señorita Furiase

que aquí los puntos los decidimos nosotros.

No, perdona, yo.

Perdone que hable en singular mayestático.

Vamos con el ranking.

Da un Giratutto la clasificación,

pero siguen en los tres primeros puestos

la señorita Lavado con 20 puntos, Fernández con 26

y de la Rosa con 31.

Para David Fernández y Secun de la Rosa

la siguiente prueba puede ser el puente hacia la victoria.

(Música)

Dios bendito.

(Bocina)

Eres un cabrito.

-Qué cosa más mona, es agua de verdad.

¿Qué tal? Bien.

Esta es la zona de operaciones.

-Qué divertido es esto.

-¿Es Gabino Diego?

¿Has confundido a mi jefa, Anabel Alonso, con Gabino Diego?

No veo bien. Va a estar encantada.

¿Qué tal, Núñez? Muy bien.

Voy al asunto.

-Para empezar, las voy a poner rectas.

-"Construye un puente sobre el río solo con lo que hay en la maqueta".

-"Tiene que ser lo más elevado posible".

-"Y que soporte el peso de una patata".

-Madre del amor hermoso, empezamos bien.

-"Para ello cuentas con los siguientes elementos".

-"Un paquete de espaguetis, unas pajitas...".

-"Unas gomas elásticas".

-"Animales de granja, un paquete de chicles,

una caja de cerillas".

-"Una baraja de cartas, un folio, un rotulador".

-"Seis bizcochos de soletilla".

-¿Soletilla? No sé lo que es, un bizcocho.

-"Un espejo y una patata".

-Pero eso es un pedazo de "patatón".

-¡Dios!

-Vale, vale, vale.

-¿La patata va arriba del puente?

Con la patata tiene que aguantarse el puente.

Cuando más alto sea el puente, mejor.

¿30 minutos? 30 minutos, vamos allá.

-¡Dios, esta prueba fue mortal!

Vamos a ir calentando aceite

y mientras tanto vamos a ver la prueba de la señorita Lavado,

el señor de la Rosa y la señorita Furiase.

El puente sobre el río.

No sé muy bien porqué he empezado a hacer esto.

No tiene mucho sentido este puente. A ver.

Es que mira lo que tengo, cerillas y chicles.

Me estoy poniendo muy nerviosa.

-Vamos a coger al chanchito.

Bizcocho de soletilla, este es tu momento de darlo todo.

Yo confiaba en el bizcocho de soletilla.

-¿Esto qué es? Que me ahogo.

-Las pajitas, que pesan menos, las ato aquí.

-¿Y las conchitas?

-Como que lo estoy logrando.

-¿Cuánto tiempo me queda?

No me gusta este juego.

¿Quieres probar? Sí.

A ver si aguanta. Sí.

Perfecto, no la toques.

10cm, 17 minutos de tiempo,

te quedan 13.

Estoy del puente y de la patata y de la pajita hasta las narices,

no me sale.

Ocho centímetros.

Pongo la patata, me lanzo.

-Este es mi puente.

No te rindas, el último intento. Que sea un poco más alto.

¿Sí? Sí.

Es lo más elevado posible.

La patata está

a 3,02 centímetros del agua.

No quiero saber nada de los demás,

pero puede que Secun haya conseguido unos niveles de rapidez

y de exactitud muy grandes.

Estoy muy contento.

Esto es un puente. Para una patata, sí.

No es un monumento para una rotonda, es un puente.

¿En qué puente pasa una patata?

¿Qué río hay que sea del tamaño de esta patata?

No hablemos del río,

que me lo has dejado hecho unos zorros.

Una patata viene por aquí

y no le cuesta nada saltar el puente.

-Lo he hecho mejor que nadie, dímelo.

Puede ser.

De la Rosa, eso es un armario. Ya lo sabía.

(Aplausos)

Fernández, Carbonell y Núñez suelen reflexionar más

sobre lo que leen, sobre lo que hacen

y sobre lo que planifican.

Voy a juntar las pajitas y voy a hacer unas cuantas.

-Venid aquí, amigas conchas.

Estoy haciendo como unos pilares.

En vez de "Los pilares de la tierra",

los pilares del puente.

-¿Puedo cortar la patata? Corta la patata.

Voy. Bien, perfecto.

Te espero aquí. Muy bien.

Suerte. Gracias.

-Qué ganas tenía de comer chicles. Estás haciendo la estructura.

También había pensado en meterle en los codos de la pajita,

espaguetis.

Calatrava lo hace mucho.

-El espejo, voy a intentar montarlo así,

vamos a ver cómo sale esto.

Queda mal, sí, y lo que nos reímos.

Vamos a dejar a la rana que se entretenga.

-En la boca estoy fabricando.

Sacamos el hormigón, nuestro producto estrella.

-A esto no le veo sentido ninguno, a no ser que sea con una gomita.

Patata cortada en finas rebanadas.

Esta estructura, que parece tan frágil,

gracias a su diseño ergonómico,

es capaz de soportar el peso de esa patata y las cartas.

-Más que un puente, estoy construyendo una presa.

Porque esto es una patata presa.

-Un pilar, otro pilar.

Quizás unos animales me sujeten más.

-Ha subido mucho la marea.

Tiempo.

Vamos, patata, confiamos en ti, patata.

15,5cm, perfecto, paramos el tiempo.

Lo has tirado tú.

(Aplausos)

Tu patata presa es digna de las megaconstrucciones.

Yo veo mucho esos programas

de "¿Cómo se traslada un edificio de un lado a otro?".

Porque me encantan, los encuentro preciosos.

Te ha servido en la megaconstrucción de la patata presa.

Pablo, has hecho un puente muy de Calatrava,

porque se ha roto nada más estrenarlo.

Exacto, sí, ha sido un homenaje.

La idea no era mala, pero los materiales...

El hormigón, que era el chicle, se ha dado de sí.

Has mencionado a Calatrava y te ha salido igual que a él.

Goizalde, qué pena, porque la idea era muy buena.

No concentré la energía para construir

los pilares de fundamento.

Cuando tuve la idea, ya era tarde.

Hay que decir en defensa de nuestros mandados,

que construir un puente con esos materiales era

más difícil que encajar en un karaoke

una canción de Eminem.

La verdad es que han hecho lo que han podido.

La idea de Carbonell era muy buena.

Pero se supone que tiene que soportar el peso.

Lo que cuenta es el resultado.

Hay que fijarse mucho en los detalles.

¿Qué pintaba una rana como elemento de construcción?

Era una trampa.

Ahora mismo el cerebro de nuestros mandados está

más vacío que el aeropuerto de Castellón.

Os voy a dar la respuesta.

¿Qué pintaba esa rana en esa maqueta?

¿Qué hace la ranita?

Que mire a mi espalda.

Pero no puedo coger nada. No.

Vamos a dejar a la rana que se entretenga.

-Ahí hay una rana, pero va a servir de poco.

Venga, esto hay que hacerlo divinamente.

-Un puente lo más alto posible.

¿Cómoda?

¿Te queda bien? Sí, muchas gracias.

-¡No me lo creo!

-¡Qué pasada! Yo aún no me he enterado.

Ahora lo vais a ver,

vigila tu espalda y mira debajo de la mesa.

¿Qué habría debajo de la mesa?

Qué fuerte.

-Ahí no se construye un puente, ahí el puente está hecho.

Es un pequeño atajo para conseguir el objetivo, Viyuela.

Elena, ¿qué te pasa, cariño?

Es verdad que no me ha salido el puente.

Tengo miedo a los globos.

He hecho unas pruebas de mierda.

Pero he sido la única que ha leído lo de la ranita

y he mirado para atrás.

¿Y para qué?

He utilizado la cabeza un poco más que mis compañeros.

La has girado. He leído la rana.

-Ha estado más cerca.

-Yo me estoy dando cuenta en este programa...

-Que no se me valora. -Sino de lo lerda que soy.

Con estas pruebas me han quedado dos cosas claras.

La primera, que no se os puede mandar

montar ni una estantería de Ikea.

Y la segunda, que todavía estáis tardando en comprender

mi privilegiada mente.

Ahora voy a puntuar según los centímetros conseguidos.

David, 6 puntos, por tus 15,5cm.

(Aplausos)

Goizalde, 0 puntos, por su puente fallido.

Una mierda de puente que no tenía ni medio centímetro.

Aguanta, Goiz.

Pablo, 2 puntos, por sus 2,2cm.

(Aplausos)

Leonor, 4, por sus 10cm. Muy bien, me encanta.

(Aplausos)

3 por sus 3 para Elena.

Hoy voy de 3 en 3.

Y Secun, 6 puntos, por sus 16cm.

(Aplausos)

Muchas gracias.

¿Puedo hacer un alegato? No.

Vamos a ver cómo queda el ranking después de la prueba de la patata.

En última posición, Núñez con 14,

Furiase penúltima con 21, empatada con Carbonell,

Lavado con 24.

En segunda posición, Fernández con 32.

Y en primer lugar se destaca nuevamente De la Rosa con 37.

Tranquilos, mandados, que os queda la última prueba

para ver quién consigue el gran premio de hoy.

La galería de las fotos de la vergüenza.

(Aplausos)

(Aplausos)

Todo listo para la última prueba del programa de hoy.

Todo listo o casi todo.

Porque nos falta un fondo de pantalla ad hoc.

Y como es una prueba deportiva,

vamos a darle a nuestro mandado más deportista

a leer el sobre.

Señor Fernández, lea el sobre de esta prueba.

Gracias por tu ironía.

Lo voy a leer bien, como un actor de doblaje.

"Como sois un poco pelotas tenéis que jugar al ping pong,

pero con palabras.

Tenéis que dar a la bola

y decir una palabra que empiece con la última letra de la anterior.

E inmediatamente pasar por detrás de Pepe Viyuela

para ir al otro lado de la mesa.

Quien falle, quedará eliminado.

El ultimo que quede será el ganador".

-Palabras encadenadas. Palabras encadenadas.

Uno dice una palabra y el otro dice una palabra que empieza

por la última letra del anterior.

Empezará David Fernández.

Es un honor tener a don Pepe Viyuela de árbitro.

Y a la par un privilegio porque para los hinchas

y para los mandados le pueden llamar payaso sin incurrir en un insulto.

Sin problema. Como en cualquier deporte.

Solo va a haber un único vencedor, el que no quede eliminado,

y se llevara 4 puntos.

¿Estáis preparados?

Vamos a empezar por la primera palabra,

que no es otra que el nombre de nuestra amada lideresa, Anabel.

Locuela. -Amoroso.

-Onda. -Amorfa.

-Aleluya. -Angustia.

-Adiós. -Sapo.

-Orto. -Ola.

-Así. -Imbécil.

-Loco. -Olvídame.

-Elocuente. -Estúpido.

-Otra vez.

Eliminado, fuera.

Secun, por favor, ven conmigo.

Preparados, Furiase.

Con la Z de "vez".

Zapato. -Odio.

-Ornitorrinco. -Oso.

Eliminada.

Leonor, con la O.

Oasis. -Silla.

-Amateur. -Roquita.

-Aleluya.

Aleluya, repetido.

Furiase, fuera.

De la Rosa, por favor.

Núñez, pónganse aquí.

Fernández, con la A de aleluya.

Alevosía. -Andaluz.

-Zoquete. -Herminia.

Herminia, no. Herminia va con H.

Carbonell, con la A de Herminia.

Australopiteco. -Ojalá.

"Ojalá" ya lo ha dicho. Está repetido "ojalá".

Ganador de la prueba, Pablo Carbonell.

Pablo Carbonell se lleva 4 puntos.

(Aplausos)

Sumamos en nuestro ranking los 4 puntos de Pablo Carbonell.

Pablo se pone con 25,

pero no cambia el campeón del programa

que es de la Rosa con 37.

(Aplausos)

Gracias, gracias a todos.

De la Rosa, las fotos son suyas.

Ya puestos, yo también le daría las gracias a Pepe Viyuela

por tener el buen gusto de aceptar mi invitación.

Pepe, muchas gracias.

Imagino que en sus casas ya han empezado

a retarse unos a otros con nuestras pruebas.

La semana que viene volvemos con nuevas.

Así que no se lo pierdan, adiós.

Bien.

¿Cuánto tiempo me queda?

-Nos damos cuenta, que voy pillando todas las cosas.

Vamos a utilizar la cabeza y la escalera.

Ahora vengo.

-Hoy puede ser un gran día.


Foto amaia fernandez lee 34
Lderes EL MUNDO
Foto amaia fernandez lee 90
Un desnudo de Miriam Snchez sobrecoge a la poblacin melillense
Foto amaia fernandez lee 1
Dicho y hecho
Foto amaia fernandez lee 48
Cached
Foto amaia fernandez lee 90
9 Kendaraan Alat Berat Paling Besar dan Tercanggih di Dunia
Foto amaia fernandez lee 7
Abdel Moneim Aboul Fotouh - Wikipedia
Foto amaia fernandez lee 19
Foto amaia fernandez lee 36
Foto amaia fernandez lee 77
Foto amaia fernandez lee 69
Foto amaia fernandez lee 97
Foto amaia fernandez lee 55
Foto amaia fernandez lee 85
Foto amaia fernandez lee 35
Foto amaia fernandez lee 98
Foto amaia fernandez lee 29